Terrazas de Arroz de Ifugao: Batad – Banaue

Con más de 2.000 años de antigüedad, las terrazas de arroz de Ifugao mantienen hoy en día su estructura primaria siguiendo el contorno de las montañas y formando de esta manera un paisaje impresionante. Durante todo este tiempo, el cultivo del arroz y mantenimiento de las terrazas han ido pasando de generación en generación. En 1995 fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO (son un conjunto de 5 terrazas las denominadas de Ifugao aunque las más conocidas son Banaue y Batad).

Sin embargo, el éxodo rural y las nuevas inquietudes de los jóvenes, que tratan de buscar un estilo de vida más urbano, hacen temer a sus habitantes si les preguntas sobre el futuro. Así me lo hizo ver la familia de Ramón mientras compartíamos un aromático café de la zona y una botella de ginebra San Miguel alrededor de una lumbre hecha para acompañar la cerrada noche de Batad.

Sentado en un bus, deseando que el reloj se moviera rápido mientras cruzaba los tortuosos caminos de las montañas del Norte de Luzón, conocí a Ramón. Natural de Batad y propietario de una homestay (más tarde resultaría ser el famoso Ramón que aparece en la Lonely Planet y demás guías de viajes). Juntos llegamos a Banaue, puerta de acceso a las terrazas y en el que la mayoría de los viajeros hacen noche y visitan las terrazas desde ahí.  Aunque si tienes tiempo, merece mucho la pena pasar una noche en Batad, disfrutar del silencio, atardeceres y amaneceres increíbles y perderte por las miles de rutas de trekking de los alrededores.

En la mañana, varios jeepneys hacen la ruta Banaue – Batad Sadle Point, punto desde el cual no queda otra que bajar andando durante 30-35 minutos para llegar a Batad. El precio de este jeepney puede variar muchísimo dependiendo de tus habilidades negociadoras; eso si, en el centro de información turística es donde encontrarás el precio más alto.

El pueblo de Batad se encuentra en un marco incomparable, incrustado en medio de las terrazas de arroz. Caminar por el pueblo implica ir cruzando bancales, subir y bajar escaleras y perderse muy fácilmente. La gente es muy amable y obviamente están acostumbrados a los visitantes por lo que es muy recomendable ir preguntando el camino cada poco.

terrazas batad banaue batad terrazas arroz

El jeepney me deja en el Saddle point y comienzo a bajar hacia Batad. Me registró en Ramon’s Homestay y pongo rumbo a Tapia Falls con la intención de refrescarme después de la sudada de la bajada. Tengo suerte y hay poca gente cuando llego, nadie se atreve a bañarse pero yo no dudo en ello, total si he llegado hasta aquí merezco mi recompensa. Aunque es de sentido común, conviene advertir que no es aconsejable ponerse debajo del chorro… 

Tapia Falls

El baño me hizo recuperar fuerzas, muy necesarias para subir y bajar los cientos de escalones al cruzar las terrazas de arroz. Desde lo más alto de la ladera, las vistas son impresionantes. Dependiendo de la época en la que vayas, verás un paisaje muy diferente. En mi caso, cuando visite las terrazas el aspecto era un poco sucio ya que estaban todas llenas de agua esperando para la siembra. Pero gracias al gran Lucas de Aquiyenlima, podéis ver la hermosura del verde de las terrazas cuando ya están plantadas.

batad terrazas filipinas vista terrazas batad filipinas

terrazas arroz filipinas terrazas arroz batad filipinas

Sólo tenía tiempo para estar un día en Batad, por lo que mis opciones de hacer algún trekking por la zona se desvanecían. Así que al día siguiente bien pronto me levante y volví caminando hasta Banaue en lugar de esperar al jeepney. No es lo mismo que realizar alguna ruta por el interior de la montaña camino a otras terrazas, pero el paisaje es bastante bonito también. En el trayecto cruzas varias aldeas con gente muy simpática que se quedaban mirando y riendo como diciendo: “A dónde irá este loco”.

Para terminar con mi periplo por el norte de Luzón, a mi vuelta a Banaue tomé una minivan rumbo a Bontoc para hacer intercambio y enganchar el jeepney a Sagada.

Consejos y recomendaciones:

¿Cómo llegar?

La puerta de entrada de las terrazas es Banaue, a dónde llegan buses desde Manila (9horas) o desde Baguio (6h).  Hay buses nocturnos de vuelta a Manila saliendo de Banaue a las 19horas. Ohayami tiene buses cómodos y con WiFi, el único pero como en la mayoría es que son neveras andantes así que abrígate al subir.

El trayecto Banaue – Batad – Banaue se suele hacer en jeepneys, son unos 15kilometros pero se tarda una hora. 

Alojamiento:

Será necesario al menos hacer una noche en Banaue. No hay mucha oferta y el alojamiento es superbásico. Puedes probar People’s Lodge (300php/persona) o Greenview. Hay una tasa de 20 pesos cuando llegas a Banaue y de 50 pesos cuando llegas a Batad. La de Banaue la pagarás dependiendo de si tu bus para en el centro de turismo o no… y la de Batad dependiendo si en el camino que tomes de bajada ya cerca del pueblo te topes con la caseta de cobradores o no.

Como comento en el post, es recomendable pasar una noche en Batad para disfrutar al máximo de su entorno. No dudes en alojarte en Ramón Homestay (200pesos) donde también podrás encontrar comida, bebida y la amistad de la familia.

Actividades:

Hay varias rutas muy interesantes que discurren desde Batad a otras comunidades pasando por otras terrazas de arroz no tan famosas pero no exentas de belleza. Necesitarás un guía cosa que será fácil de encontrar en el pueblo.

Nota: tanto para la ruta a Saddle Point como a las Tapia Falls no se necesita guía. Las cataratas las encontrarás al final del pueblo donde empiezan unas escaleras matadoras. Preguntando se encuentra fácil el camino de acceso (40mins).

Anuncios