Sagada: relax entre cuevas y tumbas colgantes

Nada más bajar del jeepney ya sientes algo especial. Esa atmósfera de paz y tranquilidad en las calles, en sus gentes. El frescor del verde de las montañas y terrazas que rodean el pueblo, y un tímido pero agradable sol que te da la bienvenida. Sólo he podido disfrutar de Sagada durante un día y medio, pero me voy con la sensación de que podría estar aquí mucho más tiempo. Si vienes a Filipinas, ven a Sagada. Desconecta, olvida el ruido del tráfico, el calor húmedo y disfruta.

Comienza el día con un buena taza de café arábica de la cordillera, uno de los mejores cafés que uno puede probar en Asia. Estira las piernas y comienza a caminar entre pinares que te dirigen a lugares tan increíbles como por ejemplo una cueva-cementerio:  Lumiang Burial Cave.

Lumiang Burial Cave Lumiang Cave Sagada

Más de 100 ataúdes, alguno con más de 500 años de antigüedad, se encuentran apilados en la entrada de esta cueva. En los ataúdes de madera se pueden ver talladas imágenes de geckos que simbolizan larga vida o son sinónimo de suerte.

Pero si por algo es famoso Sagada, es por otro modo de sepultura: los féretros colgantes en las rocas.

Hay varios puntos alrededor del pueblo donde se pueden ver los féretros colgando en mitad de una roca pero la mayoría de ellos se encuentran en Echo Valley. Esta práctica según se comenta, sigue practicándose hoy en día si el muerto cumple con ciertos requisitos y si él o su familia pueden afrontar el coste. Antiguamente los dioses demandaban el sacrificio de un alto número de animales (cerdos y gallinas básicamente) para poder obtener el permiso a ser colocado en las cuevas. Actualmente no sé cuál será el coste, pero sólo la labor de transportar el cuerpo a través de la montaña por caminos tan estrechos y empinados hasta los lugares donde se encuentran los demás, ya vale su precio.

Hanging Coffins Hanging Coffins Sagada

Sagada Hanging Coffins Cementerio Colgante Sagada

A pesar de que la atracción turística se basa en estos extraños tipos de sepultura, Sagada tiene mucho que ofrecer al visitante. Largas y bonitas rutas de trekking por los alrededores con algunos picos de más de 2.000 metros, incursiones en las múltiples cuevas que conectan entre sí en el interior de la montaña o paseos a través de terrazas de arroz que finalizan con un relajante baño en una catarata. El centro de información turística del pueblo puede proveer toda la información necesaria ya que algunas rutas, y sobre todo las cuevas, precisan del acompañamiento de un guía. 

Sagada Filipinas Sagada

Otra de las cosas que harán más comfortante aún tu estancia es la múltiple oferta de comida típica de la zona a precios más que asequibles. Esta zona de Filipinas es famosa por su gusto por la carne de perro… Lógicamente no está anunciado en los menús, pero yo por si acaso pedí pollo. Aunque los que lo han probado dicen que está delicioso…

Eso sí, no te vayas de Sagada sin probar el yoghurt típico con una mezcla de frutas, cereales y miel. Combinación ideal para reponer fuerzas después de las largas caminatas.

Yoghurt Sagada Filipinas

Cómo llegar:

El camino desde y hacia Manila lleva 12 horas con cambio de bus. Lo más normal es llegar desde Baguio a través de las montañas (6horas) o desde las terrazas de arroz de Ifugao, Banaue (2,5horas). Para este último tramo hay que hacer un cambio de transporte en Bontoc, del cual salen jeepneys prácticamente cada poco hacia Sagada y tardan 1 hora en recorrer los 18kms de distancia.

Alojamiento:

La oferta de alojamiento es numerosa y similar. Los precios estándar son 300 PHP por persona. Sólo tienes que caminar y encontrar el que más te guste, tenga una buena terraza, restaurante/bar o te lo hayan recomendado de camino como fue mi caso con George GuestHouse.

Cualquier duda, consejo, comentario… escribe a turistimonium@gmail.com o a través de Twitter.

Anuncios