Inversión Hotelera en Colombia

La estabilidad política lograda, las victorias frente al narcotráfico  y el crecimiento anual del 6% han convertido a Colombia en un destino atractivo para las inversiones. A parte de los excelentes datos económicos, Colombia ha logrado una estabilidad politica y social en los últimos años salvando los obstáculos del narcotráfico, las guerrillas y la delincuencia. La promoción turística del destino se ha aprovechado de ese “miedo” que antes tenían los turistas para lanzar su campaña de promoción con el slogan: “El riesgo es que te quieras quedar.”

Esta situación, a parte de fomentar el desarrollo de los negocios, ha promovido la llegada de turistas extranjeros con un crecimiento promedio anual del 10%. La industria hotelera ha aprovechado toda esta serie de circunstancias con el “desembarco” en Colombia de numerosas firmas internacionales y la apertura de nuevos establecimientos que han aumentado la oferta hotelera en 11 mil habitaciones en los últimos siete años.

Y es que la importancia regional de Bogotá como centro de negocios unido a los numerosos atractivos turísticos con los que cuenta Colombia, confeccionan un escenario atractivo y fiable para la inversión hotelera cambiando y diversificando la tipología de turista que hasta no hace mucho era únicamente el del mochilero en busca de aventuras.

Oportunidades de Inversión

BOGOTÁ: fue la ciudad que recibió la mayor apertura de establecimientos de nuevas cadenas hoteleras, acumulando una inversión 500 millones de dólares.

Ser uno de los principales centros económicos de Latinoamérica y contar con una oferta cultural a la altura de las grandes ciudades del mundo provoca que cada vez más se la considere como un destino turístico a nivel mundial.

El turismo de negocios y eventos así como el turismo cultural y de ocio son algunas de las oportunidades que podemos encontrar en Bogotá.  Hoteles de lujo y centros para espectáculos son algunas de las carencias actuales que tiene la ciudad.

CARTAGENA: la ciudad del Caribe colombiano por excelencia, un destino reconocido a nivel mundial donde las murallas de la época antigua se mezclan con la modernidad del centro urbano y de uno de los puertos más importantes de Colombia. Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1984, conserva perfectamente su centro histórico con 12 kilómetros de muralla.

El turismo vacacional es la estrella en Cartagena, con un importante aumento de los cruceros en los últimos años. Los hoteles tipo resort tienen una gran oportunidad tanto en Cartagena como en Barú y las Islas del Rosario.

CARIBE COLOMBIANO: el turismo de sol y playa se complementa con los deportes de aventura en el Caribe colombiano, lugar en el que hacen falta infraestructuras hoteleras tanto de tipo resort como de complejos ecoturísticos.

Santa Marta es un destino turístico que ofrece historia y cultura al tiempo que permite disfrutar de su hermosa bahía. Una importante oferta de ecoturismo (turismo de naturaleza) complementa su producto.

El archipiélago de San Andrés y Providencia, reserva de la Biosfera, es uno de los principales destinos de buceo y turismo de negocios del Caribe.

Barranquilla es junto a Cartagena la principal ciudad del Caribe colombiano. Además de la importancia comercial e industrial de su puerto, posee un gran componente cultural como queda demostrado en su famoso Carnaval.

Las oportunidades en Barranquilla se centran en los hoteles de negocios que va a requerir el moderno Centro de Eventos Barranquilla Puerta de Oro que acaba de comenzar sus obras y que situará a Barranquilla como Centro de Negocios Internacional.

TRIANGULO CAFETERO: eje central del país donde entre hermosos paisajes de montañas verdes, aguas termales y picos nevados nace el mejor café del mundo. Lugar ideal para el ecoturismo, turismo de aventura y el turismo rural.

Por la tipología de turismo que atrae, es menos atractivo para las cadenas hoteleras y la oferta hotelera la conforman establecimientos ecológicos y de segmento más bajo.

TURISMO DE NEGOCIOS: junto a Bogotá, dos grandes ciudades colombianas se erigen como principales centros de negocios del país: Medellín y Cali.

Medellín, conocida como la ciudad de la eterna primavera, es el segundo centro económico del país. Cali por su parte es la tercera ciudad en número de habitantes y principal centro urbano y económico del Pacífico colombiano.

La inversión en el segmento de turismo de negocios con instalaciones para desarrollar eventos es la principal oportunidad en estas dos ciudades. Por ejemplo en Cali, la demanda creciente de eventos del Centro de Eventos Valle del Pacífico, precisa de establecimientos que complementen su oferta.

Presencia de marcas internacionales

Las condiciones favorables que se están dando tanto para la inversión como para el turismo en los últimos años en Colombia, han despertado el interés de grandes compañías hoteleras internacionales como: Marriot, Hilton, Ibis, Starwood, Accor, Hyatt, Holiday Inn, Intercontinental o las españolas NH y Meliá entre otras.

Atractivos de Colombia para la inversión hotelera y turística

Dentro  de las 10 razones que enumera Proexport (organismo que promueve las inversiones y el comercio exterior) que aparecen en el siguiente cuadro, me gustaría resaltar un factor que considero clave para la inversión hotelera en Colombia:

La exención del impuesto de renta por 30 años que el Gobierno decretó para todas las inversiones relacionadas con la construcción, ampliación y renovación de hoteles, una medida que el nuevo Gobierno del presidente Juan Manuel Santos ha decidido mantener.

Razones para invertir en Infraestructura Hotelera y Turística según Proexport

Elaboración propia a partir de Proexport

Retos futuros

La mejora de la movilidad y las conexiones viarias debe ser primordial para el Gobierno si quiere, como está demostrando, desarrollar e incentivar el turismo.

De los 8 millones de visitantes anuales, solo 1 millón es extranjero; por lo que otro de los objetivos será atraer turismo extranjero.

Con el gran crecimiento de la oferta turística, el principal reto para el sector será mantener la ocupación (53% de media) a pesar de ese enorme crecimiento.

Conclusiones

La  gran diversidad de atractivos turísticos y el hecho de que nos encontremos con unas condiciones económicas, legales y sectoriales inmejorables para la inversión en infraestructura hotelera en Colombia; hacen surgir una serie de oportunidades para las cadenas hoteleras internacionales:

– Establecimientos tipo resort de segmento 4 y 5 estrellas en el Caribe colombiano (Cartagena, Santa Marta, Barranquilla y San Andrés y Providencia).

– Segmento de turismo de negocios con instalaciones para desarrollar eventos en los principales centros urbanos del país: Bogotá, Medellín y Cali, además de Barranquilla.

Anuncios